Cuando terminas tu carrera: Examen CENEVAL EGEL

Después de un año y cacho sin hacerles caso, hoy me he dado a la tarea de escribirles a todos mis lectores fantasmas sobre este aterrador tema.

Dentro de poco, ya será fecha de nuevo para que muchos presenten sus examenes de egreso de la licenciatura, el taaaaan temido examen EGEL. (sino me equivoco, será el 17 de mayo). En este caso, específicamente el de Psicología.

Yo lo presenté en mayo del año pasado (En mi facultad es OBLIGATORIO presentar este examen, no importa el promedio, es un a webo), y recuerdo que estaba muy asustada, muy ansiosa, muy nerviosa y exactamente por estas fechas casi lo único que hacía después de la escuela, era intentar estudiar y ponerme a pensar en lo horrible que me sentía: Conforme la fecha se acercaba, mis ciclos del sueño empezaron a alterarse, con sólo pensar en ese día se me revolvía el estómago… pff estaba ANSIOSA casi todo el tiempo. Sentía que esa cantidad tan grande de información no me iba a caber en el cerebro!! Veía todos mis libros, mis copias, mis apuntes y simplemente quería tirar todo al piso y dejarla por la paz. ¿Cómo chingados iba a poder con tantas hojas y hojas en tan sólo unas cuantas semanas?

Me apunté a un curso de preparación, impartido por una compañera de la generación anterior que había obtenido Testimonio de Desempeño Sobresaliente, ella sola había hecho su propia guía y le funcionó muy bien, así que por un módico precio semanal, nos pasó esos apuntes y nos dio clases privadas a quienes fueramos. Así que durante 4 semanas, durante 3 horas diarias acudí para tener toda la información ordenada y poder estudiar por mi cuenta.

Yo nunca en mi vida había estudiado en serio, jamás, nunca lo consideré necesario… sin embargo esta vez me lo tomé MUY en serio, así que estudié EN SERIO: Esto era Serious Business.

En un principio, no les mentiré, yo estaba confiada en que podría pasarlo sin problemas, no tenía dudas, e incluso me puse una meta más ambiciosa: No sólo iba a pasar el examen, iba a sacar SOBRESALIENTE en todas las áreas. Pues les diré, cuando me cayó el veinte de la cantidad DESCOMUNAL de información que tenía que estudiar, retiré mi altanería y sólo pensaba en pasarlo.

Y así, bajando mis estandares me dediqué de verdad

La última semana de estudio previa al examen, no exagero al decir que estudiaba casi todo el día (con espacios para descansar, claro). Pensaba en el examen, soñaba con el examen, veía el examen, comía el examen, cagaba el examen… total, toooodo era el chingado examen!! Era tal mi estrés y miedo a no pasar por la humillación pública que simplemente no podía pensar ni concentrarme en otra cosa: Cada vez que quería distraerme, mi consciencia sólo se dedicaba a reprocharme el porqué demonios no estaba estudiando!!

Tenía un cuaderno especial con toda clase de temas. cuadros, tablas, glosarios… todo eso subrayado con lo más importante (incluso, llegué a resubrayar lo subrayado con lo más importante de lo importante, jajaja).

Así, el día llegó: El 18 de mayo del 2012 ahí estaba la que escribe este post . El examen fue pesado y cansado, largo y eterno en algunas secciones. Hubo momentos en el que sentía que mi cerebro se cansaba y por fracciones de segundo pensaba en sólo escoger al azar para terminar YA… Pero me daba cachetadas mentales y hacía el esfuerzo para seguir poniendo mi atención en una sola cosa.

Les diré, la sección más fastidiosa y pesada fue METODOLOGIA… pff!! carajo!! maldita sea!! como odié esa parte (y cómo odié esas materias, argh, el horror). Ahí sí, había preguntas que no tenía la más puta idea de qué ponerrrr!!!! Confesaré que usé mucho el tin marín en esta área, por que no conocía muchas de las cosas que estaban ahí…!!

Total gente, terminé el examen, calculo que entre los dos tiempos (son 4 horas, descanso y 4 horas más), me habré tardado 3 y 3, o sea 6 horas en contestar las 188 preguntas más o menos.

¿Cómo salí? Fatigada, fastidiada, en derp mode. No quería saber nada, ni pensar nada, sentía que todas mis neuronas habían enfermado xD. Lo primero que pasó, esque mi tensión empezó a salir en forma de risa incontrolable con mis compañeras. Después de eso, me fui a beber y por primera vez en mi vida me “empedé” con 4 caballitos de tequila y 2 cervezas. No sé si eso sea mucho, pero como no había comido casi nada, valí madre y el mundo se me movía un poco, jajaja… esa es otra experiencia que les contaré después.

Total, ese día salí a las 7:30 am de mi casa y regresé hasta la 1 am del día siguiente.

De ahí, la fatídica espera de los resultados que fue casi un mes después.

Me acuerdo que cuando chequé, estaba muy nerviosa. Yo sabía que iba a pasar, pero de todas formas me sentía muy abrumada!! Así que puse mi nombre, el número de folio y di clic, se abrió la página y no quise mirar…

Cuando abrí los ojos, ahí estaba el resultado, un precioso, hermoso, magnífico, excelso y maravilloso puntaje a compañado de una sola palabra: SOBRESALIENTE.

En el momento que leí eso, me quedé petrificada por un segundo, con el corazón en la garganta, procesando lo que estaban viendo mis ojos… y claro, después empecé a gritar histéricamente y a reírme como vil loca :) .

Fue de los momentos más felices de mi miserable existencia *-*

Mi esfuerzo, mi dedicación y todo ese tiempo invertido valieron la pena, y es algo de lo que estoy muy orgullosa. Además que al sacar eso, no tengo que hacer ni curso de titulación, ni tesis ni nada de esa shit, así que me ahorro unos cuantos miles de pesos, puntos extra para mi :D!!!

Después vino lo de los premios ceneval y la fregada, pero no fui por que en primera la escuela quería que pagara mis gastos (sólo me querían apoyar con el avión), y en segunda por que por esas fechas mi abuela murió :( (otra historia que después, tal vez, les cuente).

Y ahora heme aquí, a casi un año de haber realizado ese examen… Universitario que estás leyendo esto en desesperación por saber algo más… ESTUDIA, DEDICATE, NO TE RINDAS…. JAMÁS!!

Mañana voy a escribir algunos tips que les pueden servir, antes, durante y después del examen :)

Anuncios